TRASPLANTE CAPILAR – LA HISTORIA

TRASPLANTE CAPILAR – LA HISTORIA

Si bien para muchos de nosotros tanto hombres como mujeres no representa un problema para otros es simplemente una pesadilla que se hace realidad cada vez más y más a medida que pasa el tiempo, bien sea por factores hereditarios o ambientales  La Calvicie es una realidad que nos afecta a la gran mayoría de los seres humanos al llegar a determinada edad, sin embargo gracias a el afán incansable de nuestra especie de encontrarle solución a todos los problemas de nuestra vida ha logrado crear efectivos métodos para darle solución a estos mínimos detalles de nuestra existencia por ejemplo el trasplante capilar. Para hecho hemos podido crear a través de avances tecnológicos métodos quirúrgicos de avanzada que nos permiten a cambio de un pago el dejar a un lado esta preocupación de manera permanente.

trasplante capilar madridEstos procedimientos de trasplante capilar empezaron en el año 1959 cuando el Dr. Norman Orentreich presento en Nueva York en la Academia e Ciencia un procedimiento de nombre “Punch” que consistía en colocar injertos de pelo en las zonas afectadas con calvicie lo cual obviamente producía un resultado antiestético pero sin duda alguna una revolución para esa época.

Con el avance de la tecnología en este nueva era hay 2 procedimientos para realizar un trasplante quirúrgico que destacan y ellos son:

  1. Extracción de Unidades de Folículos o FUE (siglas en Ingles):consiste en extraer de manera aleatoria con un instrumento micro-quirúrgico unidades foliculares de manera individual de la zona donante. Es un método que se caracteriza por ser poco invasivo por lo que no requiere de cortes o suturas lo cual lo hace casi indoloro y permite un proceso de cicatrización mucho más rápido y sin cicatrices visibles. Este método de trasplante capilar madrid permite la selección de los folículos uno a uno por lo cual se pueden elegir los necesarios dependiendo de la zona donde estos vayan a ser colocados.
  2. Extracción de Unidades Foliculares con Tira.Este método utiliza bisturí, y consiste en la realización de un corte longitudinal para la posterior extracción del cuero cabelludo. Se caracteriza por una cicatrización sumamente lenta y dolorosa dejando una cicatriz que puede medir desde 18 hasta 20 centímetros de longitud con un ancho de 0,5 a 1 centímetro, lo cual limitará al paciente a determinadas maneras de peinarse para poder así mantenerla oculta, debido a la limitada elasticidad del cuero cabelludo la zona donante en este procedimiento es reducida por lo cual no podrán realizarse más de 3 procedimientos.

 Una vez culminada la extracción los asistentes y el medico donador con el fin de crear injertos pequeños para plantar procederán a preparar el tejido procurando conservar sus estructuras básicas como lo son los folículos pilosos y las glándulas sebáceas. Muchas clínicas que se dedican a la práctica de esta operación coinciden en que es obligatoria la utilización del microscopio estereoscópico para poder realizar este pasó de manera exitosa.

Bajo anestesia local el médico cirujano y sus asistentes procederán a crear los orificios receptores donde se colocarán las unidades foliculares. Es costumbre que en esta fase tanto el médico como los asistentes utilicen equipos que aumenten su visión para así lograr un mejor trabajo, y de allí el resultado se vera de acuerdo a la sutileza utilizada a lo largo del proceso

Muchas gracias y éxito.

Otros artículos interesantes:

Injerto capilar con técnica FUE asistida por robot ARTAS